Cuestionan proyecto que repondría control de identidad preventivo

Cuestionan proyecto que repondría control de identidad preventivo

09 Mayo 2015

Desde el Congreso, explicaron que esta iniciativa podría asimilarse a la detención por sospecha. En tanto los estudiantes temen que esta política pueda atentar con “el carácter pacífico de las manifestaciones”.

Radio U. de Chile >
authenticated user

La comisión de Seguridad Ciudadana aprobó el control de identidad preventivo. Esta medida permite a Carabineros pedir los documentos de los ciudadanos de la misma forma en que se realizan controles preventivos de tránsito.

Luego de su aprobación en la Comisión aparecieron las críticas contra esta política que fue aprobada con siete votos a favor y seis en contra. Gran parte de los reproches contra el control de identidad es su vinculación con la detención por sospecha. En conversación con Radio Universidad de Chile, la diputada comunista, Karol Cariola, analizó la modificación propuesta por Claudia Nogueira (UDI) al proyecto de ley.

“En Chile no es primera vez que se discute la posibilidad de retomar la detención por sospecha. De hecho esto era parte de las posibilidades que se planteaban dentro de la propia Ley Hinzpeter, en relación al aumento de las facultades de Carabineros para llegar y detener a una persona en la calle.”, declaró Karol Cariola.

También la Parlamentaria manifestó su preocupación ante una posible discriminación en los controles de identidad preventivos, explicando que “es probable que ese control de identidad no se lo hagan a una persona que camina de terno y corbata que esté entrando a su oficina. Lo más probable que esto se focalice en las poblaciones y sectores más vulnerables. Precisamente con una visión discriminatoria.”.

Desde el mundo estudiantil, una de las inquietudes que se proyectan con el control de identidad preventivo es lo que ocurrirá en las marchas. Para Ricardo Paredes, vocero de la Cones esta medida afectaría el carácter pacífico de las manifestaciones. “Este tipo de indicaciones es totalmente nefasta para el movimiento social por la educación. Ya hemos visto como el año 2011 se nos reprimió solamente por pensar distintos a los gobernantes de turno”, expuso Paredes.

La medida contó con el apoyo de los diputados de la Alianza y de dos parlamentarios de la Nueva Mayoría, Daniel Farcas (PPD) y Gabriel Silver (DC).

Ahora, el proyecto ya cursó su primer paso en la Cámara Baja, aunque antes de pasar a ser discutida en Sala, tendrá que ser debatida en la comisión de Constitución.