Día Internacional del Trabajador: Los desafíos de las pymes en el trabajo remoto obligado

Día Internacional del Trabajador: Los desafíos de las pymes en el trabajo remoto obligado

29 Abril 2020

Teletrabajo, pandemia y nuevas tecnologías: Los pendientes de la brecha digital.

Red Mi Voz >
authenticated user Corresponsal

Trabajar desde casa, o desde cualquier lugar, ha sido una de las oportunidades más grandes que nos ha traído el desarrollo de la tecnología en el mundo, y es una evolución significativa para el trabajador del siglo XXI, que celebra su día el próximo 1 de mayo

A raíz de la situación que se está viviendo, muchas empresas y colaboradores se han visto obligados a participar en esta “revolución laboral” del trabajo remoto, sin embargo, según el estudio de Telework previo al confinamiento, en Latinoamérica solo 15% de las empresas eran 100% remotas. Esto quiere decir que más de tres cuartas partes de las organizaciones latinoamericanas no estaban preparadas y han presentado dificultades, tanto los empleadores como los colaboradores. 

Según una encuesta realizada a pymes de la región por la empresa de asesoría tecnológica Alegra.com, al 85% de las organizaciones consultadas les pareció complicado el cambio, y solo a un 15% este proceso le resultó sencillo. Los resultados también revelaron que el mayor desafío para las pymes ha sido la imposibilidad de producir con un 42%; seguido del lugar definido para teletrabajar en un 14%; la relación y seguimiento de los colaboradores; y la implementación de tecnología necesaria fueron también otros de los grandes retos que revelaron los encuestados, en un 13% y 10% respectivamente.

LOS PENDIENTES DE LA BRECHA DIGITAL

Como indicábamos anteriormente, la pandemia por el Covid-19 nos llevó a cambiar nuestra forma de vida y, con ello, nuestra cultura laboral. La implementación del teletrabajo se convirtió en una necesidad bajo estas circunstancias, pero a la vez motivó a una transformación incipiente del paradigma de trabajo.
 
Evidentemente, el teletrabajo se fundamenta en las actuales tecnologías digitales, las que hacen más eficiente, preciso y rápido el trabajo desde los hogares. No se concibe, en los actuales términos, la implementación de esta modalidad laboral en el Chile de la década de los 80, sobre la base del soporte telefónico cableado en telecomunicaciones. La tecnología es, sin duda, parte activa y un gran aliado en esta transformación de la cultura laboral.
 
Al respecto, Marisabel Guerra, master's degree en Marketing y Dirección Comercial de la Universidad Adolfo Ibánez y especialista en dispositivos móviles de LG Electronics y Comunicaciones, indicó que el uso de estas herramientas tecnológicas que resulta natural para muchos- a su vez es abrumador y difícil para quienes nacieron antes de la era digital, tener que adaptarse a esta modalidad.

La especialista señaló que “aquellos nacidos a partir de la década de los 90, llamados nativos digitales, tienen una facilidad asombrosa para aprender y asimilar las tecnologías recientes desde la infancia. Hoy es común ver a un niño menor de tres años manejar con facilidad un celular, en una edad en la que aún no adquiere sus habilidades lectoras. Los nativos digitales sienten las herramientas digitales como una verdadera prolongación natural de sus manos”.

Al contrario de lo que pasa con aquellas personas nacidas antes de los 90, agregó, quienes aprendieron y desarrollaron sus habilidades laborales sin necesitar de la tecnología para realizar sus actividades diarias, lo que ha provocado que se tengan que enfrentar a un escenario nuevo, como es la modalidad home office.

La especialista detalló que en este contexto, el teletrabajo se instaura como un cambio de paradigma laboral, “donde los trabajadores tendrán el desafío de potenciar sus habilidades y destrezas acordes al nuevo modelo, con el objetivo de hacer más eficiente la productividad y tecnología; aliado estratégico y fundamental en estos tiempos”.

Puntualizó que “no podemos olvidar a un sector etario importante del país que aún no puede competir a la par. Por tanto, es imprescindible fomentar la capacitación en las nuevas tecnologías, con acento en las herramientas digitales, para potenciar el trabajo de los chilenos y proyección a futuro”.