Uso público responsable de áreas protegidas en Valdivia

Muchas veces somos nosotros mismos quienes hacemos un enorme daño al medio ambiente, porque no cuidamos nuestras áreas protegidas. ¿Cómo solucionar este tema?

Imagen de Daniela Contreras Lanfranco
1,401 Lecturas
18 de Diciembre, 2013 09:12
Foto Nick Hall

Por Alfredo Almonacid, Administrador y Coordinador de la Reserva Costera Valdiviana

Cada cierto tiempo vemos en la prensa noticias relacionadas a los daños o deterioros en  áreas protegidas causados por visitantes. Dichos eventos nos recuerdan cuán importante es tener  conciencia como sociedad de la responsabilidad ineludible que tenemos en el cuidado de nuestro patrimonio natural y cultural. Cada uno de nosotros puede hacer la diferencia entre tener un entorno libre de incendios, basuras, contaminación, o mascotas abandonadas; o por el contrario, destruir con nuestras acciones –deliberadas o no- nuestro medio ambiente.

 Muchas veces creemos que sólo son los grandes proyectos de inversión los causantes del deterioro a nuestro medio natural, sin detenernos a pensar que en nuestro diario vivir también estamos tomando decisiones que tienen un nivel de impacto en nuestro ambiente y que al final del día por más pequeño que sea, va sumando.

 De hecho, un estudio de la Universidad de Maryland que utilizó 654.000 imágenes satelitales del año 2000 al 2012, estableció que en el mundo desaparecen los bosques en una tasa equivalente a  50 estadios de fútbol por minuto (http://earthenginepartners.appspot.com/science-2013-global-forest). Sin duda un dato muy preocupante, ya que se sabe que la deforestación y degradación de los bosques naturales aporta de un 10% a 15% de las emisiones de CO2, potente gas de efecto invernadero que está provocando el cambio climático.

 Los efectos del cambio climático se hacen sentir y son más evidentes en los regímenes de lluvias, como el de Valdivia. En un año normal éstas se distribuían de manera homogénea durante el año, pero actualmente tenemos sólo algunos meses muy lluviosos con veranos calurosos y secos. Lo anterior es la mejor receta para que los incendios forestales se propaguen rápida y descontroladamente. Lo grave, es que en Chile prácticamente la totalidad de estos incendios son por causas atribuibles al ser humano, y lo peor es que muchos de ellos son causados por irresponsabilidad o intencionalmente.

 En los 10 años de existencia de la Reserva Costera Valdiviana, afortunadamente sólo hemos tenido un incendio forestal en el sector de Hueicolla, provocado por dos campistas que hicieron una fogata en la playa cercana a la vegetación costera la que se incendió en una baja superficie gracias a la intervención de una brigada de la Corporación Nacional Forestal (CONAF).

 Según informaciones de la Municipalidad de Corral, a la fecha ya ha habido 10 incendios con 7 hectáreas de vegetación destruida en la comuna. Es por ello que debemos tomar conciencia que la protección de nuestro medio ambiente y especialmente de nuestras áreas protegidas, depende del cuidado que nosotros mismos podemos y debemos tener. Estamos en peligro y depende de cada uno de nosotros hacernos cargo; siendo cuidadosos, enseñando a nuestros hijos a respetar la naturaleza, compartiendo esta información y/o discutiéndola. En definitiva, siendo conscientes de nuestra enorme responsabilidad personal y colectiva en la solución de este problema.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.