5 consejos para sacarle el jugo a tus tarjetas de crédito y no morir en el intento

Por definición económica el crédito implica un desahorro, y su costo es el interés que se cobra sobre el capital prestado. Si la decisión finalmente es acudir a una tarjeta de crédito, es importante considerar los siguientes tips.

Imagen de Corresponsal Red Mi Voz
9,019 Lecturas
28 de Octubre, 2017 23:10
Imagen: Tarjetas de crédito / Pixabay CC Republica

Claudio Pino Muñoz
Ingeniero Comercial
MBA Universidad Iberoamericana
Docente Área Finanzas
Duoc UC sede Plaza Vespucio

En épocas estivales, como navidad, año nuevo y vacaciones, es normal que las personas acudan al crédito para satisfacer sus necesidades de consumo. Éxodo de familias que salen de sus hogares para disfrutar de las vacaciones, y darse unos gustos, es motivo suficiente para utilizar alguna tarjeta crédito y simplemente dedicarse a disfrutar.

La recomendación siempre será evitar el crédito para financiar decisiones de consumo, sobre todo si el uso del dinero es para gastos fijos o necesidades básicas. Por definición económica el crédito implica un desahorro, y su costo es el interés que se cobra sobre el capital prestado. Si la decisión finalmente es acudir a una tarjeta de crédito, es importante considerar los siguientes tips para no morir en el intento. 

Cotizar. Es relevante comparar entre las distintas alternativas de mercado. Anteriormente la mejor decisión estaba asociada a la tasa de interés, pero debido al resto de los componentes del crédito, se observaban iguales tasas de interés y distintos valores de cuotas por pagar. Para evitar esta confusión, desde el año 2011 está promulgada la ley 20.555 que introduce la carga anual equivalente (CAE), indicador que totaliza todos los costos del crédito y que expresado como porcentaje permite comparar entre todas la alternativas y tomar la mejor decisión. Por ejemplo, si desea pedir 500 mil pesos en un plazo de doce cuotas, y la primera institución financiera ofrece el dinero con un CAE de 25% versus una segunda opción con CAE del 30%, la mejor alternativa será la que ofrece un CAE mas bajo, en este caso un 25%. El único requisito es cotizar el mismo monto capital y plazo para que la comparación sea eficaz. 

Sobreendeudamiento. Hay que estar atento a la capacidad de pago, la carga financiera total está regulada y las instituciones pueden otorgar créditos con un tope que depende del ingreso de cada cliente, pero no hay límites en la cantidad de tarjetas de crédito emitidas para una misma persona, es decir, no es difícil encontrar a alguien que tiene dos o tres cuentas corrientes con distintos bancos y cada una con su respectiva tarjeta y línea de crédito, mas dos o tres tarjetas de crédito de retail. Si se utilizaran todos los cupos disponibles durante este mes ¿realmente el ingreso disponible permitirá pagar la cuota mensual de todas las tarjetas utilizadas? Es una pregunta fundamental que se debe plantear a la hora de tomar la decisión de utilizar la tarjeta de crédito. Algunas instituciones financieras, principalmente de la banca, si analizan el total de línea de crédito entregada a una misma persona por todos los oferentes, sin embargo esto es solo una buena práctica de riesgo crediticio. 

¿Pago total o pago mínimo? Es importante recordar que el pago mínimo, u otro abono inferior al monto total facturado, solamente permite mantener el estado de la tarjeta al día y no generar intereses y gastos de cobranza, la diferencia entre el monto de la cuota y el abono realizado se traslada para el siguiente periodo, y solamente se consigue rebajar interés y muy poco saldo capital de la deuda. La recomendación siempre será pagar el total pactado en la cuota, este es otro punto importante por el cual hay que ser responsable al momento de utilizar la tarjeta de crédito. 

Aprovechar las ofertas. El nivel de consumo aumenta y por lo tanto también la competitividad en el mercado, esto significa que muchas tarjetas lanzan sus promociones de cuotas sin interés con algunos productos y servicios. Si hay buena planificación en los gastos de consumo que se realizarán, se puede generar un ahorro importante al aprovechar estas promociones. También hay tarjetas que entregan a sus clientes de manera permanente la opción de comprar en tres cuotas precio contado, abonando en el momento de la compra un tercio del valor total. 

¿Avance en efectivo o compra con tarjeta de crédito? El Sernac financiero ha realizado permanentemente el ejercicio de comparar entre ambas alternativas, y una conclusión que se repite a lo largo de los años es que generalmente utilizar la tarjeta de crédito es mas barato que pedir un avance en efectivo, es importante destacar que no solo se debe considerar el interés asociado al monto capital solicitado, también las instituciones financieras pueden cobrar comisiones por avance y comisiones por administración o mantención de la tarjeta. Por este motivo también es recomendable concentrar las operaciones en una sola tarjeta, para no duplicar el costo de las comisiones y administración. 

Utilizar la tarjeta de crédito de manera responsable, calculando una cuota que realmente se puede pagar según el nivel de ingresos. Cotizar entre todas las alternativas para tomar la mejor decisión y aprovechar las ofertas disponibles. Siempre es bueno disfrutar, pero que el beneficio de hoy no sea un problema para mañana.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.