Hacer un comentario

La lactancia protege a las madres de Accidentes Cerebrovasculares

Los beneficios de la lactancia materna son indiscutibles, pero hasta el momento siempre se habló de las bondades que entregaba a los recién nacidos y poco se sabía de cómo favorecía a las madres.

Un estudio – publicado en la revista “Journal of the American Heart Association”- destacó que la lactancia ayudaría a reducir el riesgo de Accidentes Cerebrovasculares en las mujeres post menopáusicas que al menos hayan amamantado a un niño.

La investigación, analizó datos de 80.191 participantes del estudio “Women Health Iniciative”, un estudio en curso que ha investigado a las mujeres postmenopáusicas estadounidenses- reclutadas entre 1993 y 1998- que ha rastreado sus eventos médicos y hábitos saludables. Las mujeres observadas en el estudio -durante el reclutamiento de éste- tenían una edad promedio de 63,7 años y el periodo de seguimiento fue de 12,6 años.

Todas las mujeres observadas en este análisis  habían tenido uno o más hijos y el 58% señaló haber amamantado al menos una vez. Respecto a ese tópico, un 51% dijo haberlo hecho durante uno y seis meses, un 22% entre siete y doce meses, mientras que un 27% señaló haber amamantado durante trece meses o más.

Los resultados

Del total de mujeres observadas – y tras descartar los factores de riesgo no modificables como edad y antecedentes familiares – los resultados del estudio mostraron que el riesgo de Accidente Cerebrovascular (ACV) entre las mujeres que amamantaron fue en promedio un 23% más bajo en todas. El estudio también se percató de variaciones según raza, en el caso de las mujeres de raza negra el riesgo de ACV fue un 48% más bajo, un 32% menos en mujeres hispanas y un 21% más bajo en mujeres de raza blanca. Cabe señalar que en general, las mujeres que habían amamantado más de 6 meses a sus hijos tuvieron un 19% menos de posibilidades de sufrir un ACV en comparación con la cifra global.

A pesar de los resultados - Lissete T. Jacobson, investigadora a cargo del estudio  y profesora asistente del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Escuela de Medicina de la Universidad de Kansas – Wichita- señaló que era beneficioso, tanto para el bebé como para la madre, que el amamantamiento se prolongue por al menos seis meses. Y agregó que el estudio no abordó si las diferencias raciales étnicas contribuyen a las disparidades en el riesgo de desarrollo de un Accidente Cerebrovascular.

Al ser un estudio observacional, los investigadores indicaron que no se pudo establecer una relación causa – efecto entre la lactancia y el menor riesgo de desarrollo de ACV, lo que podría mostrar que otras características podrían influir. Pero fueron enfáticos en señalar que gracias al gran número de mujeres estudiadas, se recogieron muchas características y en todas ellas la asociación fue consistente.

Seguro: 
NO es seguro

Responder

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.