Hacer un comentario

Imagen de Oscar Alarcón

Tiene mucha razón Rodrigo,

Tiene mucha razón Rodrigo, ningún medio es totalmente objetivo. También es una verdad obvia, que el medio sigue la línea editorial y el pensamiento de sus propietarios, lo que me parece lógico. Y esto sucede no solamente en Chile, sino en todo el mundo. Un diario berlinés, muy conocido el "Berliner Zeitung" durante gran parte de su existencia fue vocero de los intereses de la Alemania comunista. Después de la unificación, el diario ha seguido existiendo, con una línea izquierdista y nuevos propietarios. Sin embargo, ha tenido que afrontar el escándado dado a conocer que ese diario fue el vocero y portavoz de los servicios secretos de la ex RDA (la Stasi), la cual perseguía y asesinaba a los oponentes al comunismo.

Otro diario típicamente servidor de sus propietarios es el "Granma", prácticamente el único en Cuba. Es el vocero oficial del Partido Comunista de Cuba, y sus "noticias" son por supuesto, una permanente alabanza del Gobierno y de condena de cualquier oposición. Manipula y tergiversa la realidad interna y externa, con el fin de seguir sosteniendo la mitología comunista. Es lo más opuesto al periodismo que se pueda imaginar.

En Chile, los diarios que pertenecen a cadenas cuyos propietarios indudablemente tienen un pensamiento empresarial, sin embargo, publican todas las noticias, entrevistan a todos los actores del pensamiento nacional, incluyendo hasta los dirigentes del Partido Comunista. Las diversas opiniones siempre se conocen y no se ocultan las realidades del país.

Muy diferente son los medios de circulación confidencial de la extrema izquierda, los que son simplemente propagandista de una ideología y carecen de la más mínima objetividad en sus publicaciones. Sólo se da una versión unilateral y sesgada de los acontecimientos, y tal vez por eso tienen escasa difusión.

En cuanto al ex diario Clarín cuya adquisición fue muy turbia y se debió a amenazas de Allende a "Volpone", se encuentra en juicio debido a que el Estado se resiste a pagar 16 millones de dólares a los beneficiarios, uno de los cuales es la famosa Fundación Allende, que es el instrumento para obtener recursos de la extrema izquierda. Ya ha tenido que pagar el Estado otra millonada a los comunistas por la ex Imprenta Horizonte. Donde van a parar estos dineros, nadie lo sabe.

Responder

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso responde este siguiente formulario.